LA PARADOJA DEL CUMBRE VIEJA

En este preciso instante, en la isla de la Palma, se está produciendo un hito geológico histórico: el volcán «Cumbre Vieja» ha tomado control de lo que él mismo creó. Está evolucionando.

Durante ese proceso está destruyendo cientos de viviendas y, como consecuencia, vidas. O, al menos, lo que nosotros consideramos «vida».

¿Qué significa el término «vida»?

La R.A.E. otorga más de diez significados a este término. Sin duda, es un palabra corta pero inmensa.

En estos momentos, relegamos el significado de la pura existencia a un segundo plano; ya que afortunadamente nadie ha fallecido. Por lo tanto, me centraré en el significado material. Es decir, la cantidad de bienes que vamos acumulando en un espacio determinado de tiempo.

Obviamente, esos bienes son el producto del duro trabajo que cada persona ha realizado a lo largo de su vida. Por ese motivo son extensiones de nuestra propia existencia.

Podríamos considerarlos como meros objetos, pero esto no es así; por que en ellos van implícitos sueños y recuerdos. Son parte de nosotros.

Ahora el volcán se ha llevado todo.

Creación a partir de la destrucción

Si nos paramos a reflexionar, el volcán, en realidad, está creando una nueva isla.

Así es como actúa la naturaleza, destruye para construir. Así surgieron las islas, a base de movimientos sísmicos y erupciones. Así es como se formaron los continentes.

De hecho, así es como se formó el universo: con una gran explosión.

Nuestra percepción

Pero para nosotros es una gran catástrofe.

Es curioso que no pensemos igual cuando destruimos miles de hectáreas para crear nuestras preciosas ciudades. En ese caso no es una catástrofe, ¿verdad?

Y es que nuestra percepción es muy limitada; ya que todo en este mundo se crea a partir de terminar un proceso. Incluso nosotros mismos creamos un nuevo yo a partir de algún acontecimiento traumático. Así es la evolución.

Ahora, los palmeros tienen que hacerlo, han de destruir su antiguo yo para crear uno nuevo; para seguir sobreviviendo. Como hace el águila si quiere prolongar su vida.

Como el fénix.

Estándar

Un comentario en “LA PARADOJA DEL CUMBRE VIEJA

  1. Isabel López dijo:

    Tu sentido común e inteligencia no dejan de asombrarme. Siempre he pensado que el poder de adaptación del ser humano no tiene límete, aunque también es verdad que el recuperarse de grandes perdidas materiales tiene que ser muy duro( solo tengo una mala experiencia en ese sentido, un robo de maletas, y cada vez que me acordaba lloraba por eso mismo que dices tú de que nuestra pertenencias son la extensión de nosotros mismos). No tenemos derecho a quejarnos de que la naturaleza siga su curso y sobre todo con el maltrato que le damos. Te felicito por este artículo tan interesante.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s